Multa por insultar a un policía españa

por | febrero 27, 2023

YoungRippa59

Tardo al menos 20 minutos en convencer al funcionario de que atienda mi petición de un informe para entregar al banco. Finalmente, abre la página web que se ha llevado mi dinero, como si su decisión dependiera de lo que vea allí. El sitio, sin embargo, está en inglés.

“Aprendí otras cosas en la escuela”, me dice el funcionario con desgana. Redacta el informe en silencio y, entregándomelo, me dice “Ya verás. Te voy a denunciar y, en lugar de que te devuelvan el dinero, serás tú quien pague. Te vas a quedar sin 600 euros”, termina con un triunfo pétreo.

Me hago el tonto. Pero al mismo tiempo no puedo evitar recordar que, al principio de mi visita allí, transmitió a la sala de espera con su voz atronadora que el chico que tenía enfrente estaba medicado por problemas de salud mental.

Según la ley de Seguridad Ciudadana, también conocida como ley mordaza, que fue introducida en 2015 por el conservador Partido Popular, quien falte al respeto a un policía en acto de servicio puede ser multado con 6 euros al día durante entre uno y tres meses y se le abrirán antecedentes policiales.

Tommy Tiernan se muestra racista con los Travellers

En un artículo invitado para el IPI, la organización española Plataforma por la Libertad de Información (PLI) resume las principales tendencias de la libertad de prensa en España en 2021. A la cabeza de la lista: la “ley mordaza” sigue aplicándose contra los periodistas, a pesar de que los legisladores están debatiendo una derogación parcial de esta medida tan criticada.

En un año en el que se ha batido el récord de multas impuestas en virtud de la controvertida Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana (conocida como “ley mordaza” por su impacto negativo en la libertad de expresión), el Parlamento español ha dado por fin los pasos necesarios para aprobar una reforma fundamental de la ley. Se espera que en el primer semestre de 2022 queden derogadas las disposiciones más lesivas para la libertad de prensa y el derecho de protesta.

  Multas por usar gasoleo agricola

PLI ha reaccionado con cautela ante el acuerdo sobre esta derogación parcial por temor a que, a pesar de todo, se mantengan algunas de las cláusulas más peligrosas para la libertad de prensa y la libertad de expresión.

La Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana ha sido criticada desde su aprobación en 2015 por PLI y por grupos internacionales como IPI, así como por organizaciones como la OSCE, el Consejo de Europa y el Comité de Derechos Humanos de la ONU por sus disposiciones genéricas que permiten que la ley sea aplicada arbitrariamente por la policía. Desde entonces se ha utilizado en España contra activistas y periodistas, especialmente los que cubren protestas y manifestaciones.

Jazmine Sullivan – Dumb (Explicit) ft. Meek Mill [Vídeo oficial]

La carta de la policía afirmaba que Díaz Alonso había infringido la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana. Introducida en 2015 por el gobierno conservador de España, que en ese momento estaba acosado por las protestas contra la austeridad, la ley otorga amplios poderes a la policía para garantizar el orden público. Los críticos, incluidos grupos de derechos humanos, la apodaron “ley mordaza”, alegando que las autoridades abusarían de ella para amordazar las protestas y sancionar la disidencia. Plataforma por la Libertad de Información (PLI), organización local independiente de defensa de la libertad de prensa, la ha calificado de herramienta de “censura camuflada” para intimidar o tomar represalias contra los periodistas que informen sobre actuaciones policiales, multándoles.

  Estan devolviendo las multas del estado de alarma

“No creo que pase nada”, ha declarado la fotoperiodista independiente Mireai Comas, que recurrió con éxito una multa impuesta por la ley. “Llevamos años intentando revocar las cláusulas más problemáticas de la ley, pero todos nuestros esfuerzos fueron en vano”.

En junio, el PLI, otros grupos de derechos y el fotógrafo ganador del Premio Pulitzer Javier Bauluz -que fue multado en virtud de la ley en 2020- debatieron la reforma de la ley con parlamentarios de varios partidos diferentes. La reunión “no fue positiva”, dijo la secretaria general de PLI, Yolanda Quintana, ya que los legisladores no se han comprometido a eliminar o reformar los artículos que, según PLI, afectan a los periodistas. Una de las razones podría ser la influencia de los poderosos sindicatos policiales, que se oponen a las reformas de la “ley mordaza”, según la prensa.

Su Excelencia el Presidente Nana Akufo-Addo

Este artículo puede ser demasiado técnico para que lo entienda la mayoría de los lectores. Por favor, ayude a mejorarlo para que sea comprensible para los no expertos, sin eliminar los detalles técnicos. (Abril 2020) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de plantilla)

El insulto es la vulneración del honor de otra persona por cualquier medio de expresión,[1][2] en particular una declaración o un gesto ofensivo comunicado, y es un delito en algunos países.[3][4][5] En algunos países se considera lo mismo, en la mayoría la distinción entre insulto y difamación es que, desde un punto de vista objetivo, el primero atribuye un valor mientras que el segundo atribuye o imputa un hecho.[6]

  Modelo alegaciones multa transportes

Desde el punto de vista objetivo, el medio de expresión puede ser una declaración oral, escrita o simbólica, un gesto, una imagen, otro contenido como un vídeo o una agresión no violenta que se considere ofensiva o lesiva para el honor.

En el aspecto subjetivo, la comisión requiere una intención de insultar a la víctima, a veces denominada “intención despectiva”. Esto sólo se cuestiona cuando la cualidad ofensiva o insultante de, por ejemplo, una declaración ha quedado suficientemente poco clara.